La ONU declaró el 20 de mayo como el día mundial de las abejas, pero ¿tiene alguna trascendencia?

La respuesta es sí ¡definitivamente sí! El trabajo de las abejas es indispensable para nuestra vida, su labor polinizadora mantiene la agricultura.

Sin embargo, la actividad humana las ha afectado profundamente, por eso desde el 2017 este día busca concientizar sobre la importancia de las abejas en nuestro desarrollo.

Una de las acciones que podemos tomar para ayudarlas es promover la apicultura local, no solo para ayudar a los pequeños productores de miel, sino para favorecer una economía circular en la que el eslabón más vulnerable -las abejas- se vean sostenidas.

Espantapájaros, patrocinante de Al Aire Libre Expo, produce su propia miel en colmenas ancladas en las cercanías de su huerto para ayudar a su sistema orgánico.

En el día mundial de las abejas queremos compartirles esta fotogalería de la fotógrafa Dagne Cobo Buschbeck durante una visita de revisión del apicultor Álvaro Hott.

También te puede interesar: